Festival de cine de Jardín: aliciente para dar vida a una cultura de transformación del país

Para hacer un balance del Festival de cine de Jardín en su segunda edición, Víctor Gaviria, cineasta y escritor colombiano, señaló el gran impacto que ha sufrido la naturaleza en el territorio colombiano y cómo los asistentes de esta celebración en torno al cine pudieron escuchar reiterativamente un llamado al cambio de actitud frente a esta problemática y a actuar políticamente para crear una suerte de militancia en favor de la tierra. Las soluciones, según expresó, se ven más en perspectiva y en movimientos de resistencia, en hacer micropolítica; un modelo que luego se pueda replicar.

A través del placer que tenemos de ver las películas, dijo, estamos creando un lugar para la democracia, un aliciente para dar vida a una cultura de transformación del país, para conocerlo y, con información clara, identificar cuáles son esas tareas a las que estamos llamados. “Si bien es importante tener una visión de nuestros problemas de manera nacional, continental o planetaria, nosotros -refiriéndose al equipo organizador y a quienes comparten el oficio- al realizar el Festival, tenemos la premisa de hacerlo regional, pensando en que cuando los problemas se abordan de manera focal, se vuelven más tangibles, más concretos y de más viable solución; dejan de ser abstracciones, y los actores de ese problema se pueden identificar”.

Frente a la masiva asistencia del público, que sumó cerca de 12.500 visitantes durante cuatro días de programación, confesó que estuvo expectante porque posiblemente el éxito de la primera edición pudo ser fruto de la casualidad, de la suerte, de un espejismo. Celebró también la consolidación del municipio de Jardín como anfitrión y la realización de un sueño futuro que será realidad: El Teatro Municipal, nuevo escenario para el evento y que espera convertir en uno nacional.

toc dep | giam can nhanh